Durante un mes, el Parque Nacional Natural Tayrona cerrará el ingreso a visitantes

El cierre se tiene previsto del 28 de enero al 28 de febrero de 2019. El descanso se hace por solicitud de los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta para realizar los procesos culturales de limpieza.

Durante un mes permanecerá cerrado el Parque Nacional Natural Tayrona para permitir la restauración de los diferentes ecosistemas que conforman el área protegida. En consecuencia la reserva natural cerrará sus puertas al ingreso de visitantes, en una de las épocas más secas del año del 28 de enero hasta el 28 de febrero de 2019.

“Es un descanso que el Parque Nacional Natural Tayrona merece”, dijo la entidad que regula su funcionamiento

Estas medidas también permitirán que el Parque “respire”, dado que durante los cierres pasados se recuperan los suelos, arroyos, quebradas, zonas acuáticas y el aire; disminuye el estrés de los ecosistemas y se aporta a la naturaleza, que, por esa época del año (enero-febrero), enfrenta una temporada seca. Igualmente, los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta consideran que es una fecha propicia para cumplir con sus actividades de pagamento, comprobado que también con los anteriores cierres que al no recibir visitantes se favorece en gran medida al ecosistema.

Además, este descanso se hace por solicitud de los cuatro pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta para realizar los procesos culturales de limpieza, sanación y protección ambiental y espiritual, y como parte de una estrategia concertada entre los pueblos y la entidad que busca darle un respiro a la fauna y flora del lugar y así, permitir la regeneración de los procesos naturales de las playas, los ecosistemas y las especies que habitan en el Parque Nacional Natural.

Adicionalmente, sobre los beneficios del descanso de esta área protegida, en años anteriores se ha ratificado que durante los cierres se han podido observar jaguares, mamíferos pequeños y medianos y otras especies, que empezaron a salir a los pocos días del cierre del Parque, cuando se limitó el tránsito de personas; y así mismo disminuye el estrés de los ecosistemas y se aporta a la naturaleza, que por esa época del año, enfrenta una temporada seca.

LOS RESULTADOS DE LOS CIERRES

La Unidad de Parques Naturales, en el primer semestre de 2018, luego de cerrar durante 32 días de cierre del Parque Nacional Natural Tayrona entregó un balance positivo de todas las actividades que se planearon y realizaron de manera eficiente en el área protegida de las cuales se destacan los rituales de las comunidades indígenas y las jornadas de limpieza en las playas y demás zonas del Parque.

También, durante las temporada de cierre, algunas de las actividades que se efectúan son los indígenas hacen sus pagamentos, los funcionarios de Parques se dedican a monitorear la fauna, de las cuales han encontrado especies muy importantes, entre ellas aves, monos, reptiles, caimanes e incluso felino. El área protegida se encuentra en excelente estado de conservación y gracias a eso, los bosques bien conservados y los ecosistemas, lo cual permite tener una oferta natural muy importante para todos los visitantes.

“La gran ventaja del cierre en época de febrero que es la más seca de todos los años, es la movilidad de las especies a los diferentes sitios donde están los acuíferos. De hecho, parte de los indicadores son la presencia de especies que normalmente no se ven como lo son el paujil, el mono aullador, el jaguar, entre otras especies. Lo que han resaltado los Guarda Parques y las comunidades indígenas es el tema de la tranquilidad y el silencio de las especies y los ecosistemas”, expresó, Jeferson Rojas Nieto, jefe del Parque Nacional Natural Tayrona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat